PODCAST - KARMAS Y DHARMAS Y LA RUEDA DEL SAMSARA

Tus Proyectos

 

Fui a visitar mis registros mientras dormía y me dieron una buena noticia. 

Esta mañana desperté y sentí como que algo había cambiado en mi. 

En mi sueño, fui y vine, no sé como y tampoco se quien me llevó ni cómo llegué ahí.  Solo fue que hoy en la mañana al despertar sentí que algo había sucedido mientras dormía porque al abrir los ojos sentí que me había arrollado un pesado camión de la basura y me dejó aplastada en la cama y sobre todo con una especie de calor raro que no se como explicártelo.  Como si mi cuerpo durante la noche hubiera expulsado un montón de basura energética y me sentía en una viscosa energía que tenía que limpiar. 

 

Quizá no fue real, quizá todo está en mi mente, quizá todo fue mas real de lo que puedo idear, ¡¿quién sabe?!

No me pondré a romperme la cabeza porque la verdad me siento a toda madre y no quiero irrumpir este nuevo “flow” con el que amanecí. 

 

Todo tiene que ver con todo

Esta frase me verás repetirla creo que en todas mis redacciones porque creo que es la amalgama perfecta para que nuestro subconsciente se vaya adecuando a comprender que no existe nada separado de la fuente y que todo proviene de ahí 

 

  • * * * * * * * * * *

Dulces sueños

 

Así es como me despiden mis Ángeles cuando me voy a dormir. 

Siempre me dicen “Dulces Sueños” y yo siempre les doy las gracias por haberme acompañado ese día. 

Así es como  mantengo una cordial relación con ellos.  Siempre me dicen “Dulces Sueños" y la verdad es que no tengo ni la mas mínima idea que quiere decir esa frase. 

 

Porque así como que digamos “que dulces sueños tuve”, no fue así. 

Al contrario, me despierto como si hubiera pasado un huracán por mi cuarto y tuve visiones tan crudas, raras, penosas y traumáticas mientras dormía. 

Todos mis sueños últimamente han sido caóticos. 

Todos me han dado sensaciones de pesadillas y me están incomodando. No me permiten tener ese grandioso sueño lujoso donde me acuesto de un lado y amanezco intacta del mismo lado con la oreja adolorida porque no me inmuté a mover la colcha porque me quedé inmóvil durante toda la noche. 

No.  Al contrario.  Pareciera que todo se mueve mientras duermo y no logro conciliar ese sueño profundo. 

Mi sueño se ha vuelto ligero, movido y cambiante. 

Me despierto varias veces en la noche para dar la vuelta, para acomodar la almohada y para sacar una pierna porque luego me da calor, pero luego me da una heladéz con el aire acondicionando y luego me da un sueño tremendo y luego me da sed y luego quiero ir al baño y luego me vuelve a dar calor y bueeeenooooo…… la noche parece interminable. 

 

Han sido ya creo que 4 semanas en las que he estado así. 

Fueron ya al menos 40 noches las que me he pasado moviendo y cerrando tantos TRATADOS mientras duermo. 

Todo parece estar conectado entre sí. 

Pero quiero que sepas que todo lo que está sucediéndome es porque yo lo he provocado. 

No ha sido por una mala suerte que tengo, o por mi estrés, o porque cené sandía antes de irme a dormir ni mucho menos.

 

De hecho tiene que ver con todo el trabajo cuántico que he estado realizando. 

Movieron mi mundo los códigos numéricos. 

Me han traído un giro revolcoso que me dejó anonada y planchada. 

Me han dejado como con la boca abierta y quiero que sepas que aún hay mas.  Porque detrás de ellos están acomodándose las figuras geométricas y los procesos como se transforman y se unen entre si. 

 

* * * * * * * * * *

 

Los números han sido la antesala para que me abra a ver a la Geometría Sagrada. 

Te voy a contar cómo sucedió todo desde el principio (mi principio).

 

Tuve la experiencia de tomar un curso de Geometría Sagrada hace ya más de dos años. 

Todavía no “miraba” a los números como los veo al día de hoy. 

De hecho los ignoraba con todas mis ganas porque los miraba insignificantes, carentes de poder y de potencia. 

Y para ser franca es que yo tenía mi mundo al revés.  Andaba un poco perdida yo. 

Los números eran todo lo contrario. 

Todo comenzó con ese taller donde aprendí a trazar la Flor de la Vida y algunos otros procesos. 

No supe tanto acerca del trasfondo de esta famosa figura geométrica, sino que aprendí a cómo contar los centímetros para abrir el compás y comenzar a trazar circulo tras círculo hasta crear la Flor de La Vida. 

Después se unieron al proceso mis acuarelas, las cuales tengo abandonadas y no se porque las he rechazado.  Me han estado llamando pero solo las veo por el rabillo del ojo y las ignoro. No sé porqué. Pero ya las comienzo a voltear a ver y me siento atraída por ellas. 

 

En fin.  Cuando trabajaba con la Flor de la Vida y mis acuarelas, comencé a disfrutarlo por un momento pero luego sentí que me atasqué y me harté de ellos.  Ya no me llamaban y tampoco me sentía inspirada a conectar con las herramientas.  

Logré manifestar unos cuadernos con esas figuras  que tracé  que pinté con las acuarelas y luego me dieron la inspiración mis Arcángeles a que los  pusiera a trabajar a mi servicio agregándoles unos códigos para que me sirvieran como herramientas de canalización y de virtuosa recalibración para que mientras yo escribiera en ellos, la magia de los códigos fueran desmantelando (desbloqueando) todo lo que yo escribiera ahí con mi puño y letra. 

La historia corta.  Los puse en venta todos y aun tengo algunos que la vida me ha reservado porque entiendo que yo los requiero para algo mas adelante. 

 

* * * * * * * * * *

 

Los cuadernos me han dado múltiples servicios y no me había dado cuenta 

Los cuadernos me han dado múltiples aportaciones y no me había dado cuenta hasta este instante, te lo voy a contar: 

Esta mañana, cuando abrí mi armario para guardar una sudadera, me intencionó mirar esos cuadernos que están ahí literalmente sentados sin hacer nada.  Los vi de reojo y sentí que solo están ahí molestando y ocupando espacio, pudiendo ponerlos a trabajar y quizá desplazarlos a alguien más para que los use, o venderlos o ¿¡quién sabe!?.... pero hacerles algo ¡caray!… que dejen de estar ahí solo ocupando espacio y que me den provecho para algo fructífero. 

Así que te voy a proponer esto:  Si tú estás leyendo esto y llegaste hasta aquí te voy a reglar uno de ellos. 

Así como lo estás leyendo.  Te lo voy a regalar. 

Pero la cuestión es que puede ser totalmente complicado que te lo haga llegar porque quizá estás en Europa, o en Argentina y los costes de envío puedan ser mas caros que el mismo cuaderno en sí. 

Así que si tú estás dispuesto a invertir en el envío, con todo gusto me lo pides y te apoyo con todo el amor a que ese cuaderno llegue hasta ti. 

Tengo 3 cuadernos. 

Tengo 3 piezas que en conjunto manifiestan un triángulo que irán al mundo y al moverse en ese circuito pondrán en marcha un cambio en sus vidas, en las vidas de sus parejas, familias y seres allegados. 

“Todo tiene que ver con todo”

 

* * * * * * * * * *

 

Después de que esos cuadernos lleguen a sus finales destinos, la magia comienza para para cada uno de ellos. 

Cada cuaderno lleva implícita una vibración única. 

No lo determino yo.  De hecho no lo determina la persona que lo ha de recibir. Lo manifiesta el SER que ha decidido canalizar esta herramienta para servicio de la humanidad. Y además lo rige el protocolo de la experiencia “DOWN TO EARTH” en la que he estado participando desde hace años, colaborando con mis hermanos estelares, poniendo al servicio herramientas de auto-recalibración para sanarse a uno mismo y que cada quien elija si desea compartirlas en su caso para benéfico de sus familias o clientes o amistades. El chiste es compartir. 

 

La intención es que te puedas dar una idea de qué es lo que yo hago en este planeta.
Me dedico a canalizar instrumentos, ideas, utensilios y magia para compartirla con el planeta. 

Siento que al fin estoy entendiendo a qué he venido a este sitio y empiezo a disfrutarlo. 

¿Porque te cuento todo esto?

Porque todo comenzó con un sueño. 

Mis sueños de hace ya 40 días.

 

 

Mi Sueño. 

Este era el nombre de un negocio que tenía mi Mamá cuando yo estaba en la secundaria. 

Era un salón de fiestas infantiles que precisamente tenía arena por todo el patio trasero  y tenía columpios y diseños caricaturescos en acrílicos que llamaban mi atención porque me hacían soñar.  Me hacían mirar esos dibujos de ensueño y me ponían a idear que algún día yo podría diseñar algunos dibujos como esos. 

Nunca me lo había permitido.  Siempre pensé que mis trazos eran inseguros y tontos, pues nunca pasaron a un sitio más relevante que las presentaciones en cartulina de la escuela para la clase de biología, mis tareas de literatura, y regalos que les hacía a mis amigas con diseños de muñecas. 

Me gustaba pintar y no me había dado cuenta. 

Ahora que lo veo, me voy a permitir seguir ese sueño que mi alma me está enseñando justo ahora.  Y le voy a hacer caso, literal así tal cual. 

Me voy a echar un clavado a ver a dónde me lleva y sin expectativas pondré en marcha esta frase que le digo tanto a mis pacientes: 

“FLUYE”.  Voy a fluir y me voy a dar permiso de hacer lo que se me dé la gana mientras plasmo esas nuevas integraciones canalizadas a mis futuros cuadernos y me pondré a idear que quizá alguno de ellos llegue hasta ti. 

 

Siento que realmente empiezo a entenderme y eso me provoca alegría, paz y amor.

 

* * * * * * * * * *

 

Por cierto. 

Si este texto llegó hasta ti es porque tu numerología resuena con la mía y tus karmas tienen que ver de manera muy similar con los míos. 

Si te resuena, te puedo apoyar a que los entiendas. 

Porque para eso… “me pinto sola” jajaja!

 

* * * * * * * * * *

ACCESO A BLOG KARMAS Y DHARMAS Y LA RUEDA DEL SAMSARA 

2 comentarios

  • Te acabo de descubrir y quiero saber más! 💛

    Linda N
  • muchas gracias por compartir ❤️❤️❤️
    y siii ya me habia dado cuenta de todas esa resonancias o similitudes , jamas se me olvida un abrazo muy grande y exito total !!!

    jes rosas

Dejar un comentario